Válvula de Retención

La válvula de retención o anti retorno es una válvula unidireccional que permite el paso del fluido desde la conexión de entrada a la conexión de salida.

El propósito general de esta válvula es para evitar el retorno de flujo. Las válvulas de retención heredan el término “presión de ruptura.” Cuando se alcanza la presión de ruptura, se abre la válvula. Cuando la presión cae por debajo de la presión de ruptura y/o en presencia de una presión de retorno, la válvula se cierra.

La forma en que opera esta válvula es ideal para evitar la contaminación del fluido que fluye en tuberías separadas, conectadas a un colector común. Esta válvula funciona de forma automática, y generalmente sin control humano o exterior, tal como exige una válvula con vástago y el volante.

Estas válvulas pueden tener diferentes configuraciones, las más comunes son; swing check (columpio), las de disco inclinado (pistón), las de tipo wafer (duo check).

Las válvulas de retención se utilizan en el sector petrolífero y del gas, petroquímico, energético, en mar adentro y otras aplicaciones en entornos severos. Estas válvulas no permiten el paso de fluido en la dirección opuesta a la indicada por la flecha. Diseñada para tareas donde la alta eficiencia de flujo, el cierre perfecto y una larga vida útil son requisitos esenciales.

Una amplia selección de materiales del cuerpo y de las partes internas que cubre toda la gama de aplicaciones, desde el uso diario de los fluidos no corrosivos, hasta los servicios críticos con fluidos altamente agresivos.

Ventajas

Gran rapidez de accionamiento.

En posición abierta es muy pequeña la pérdida de carga.

Poco desgaste.

Desventajas

Requiere actuador.

Cavitación con baja caída de presión.